miércoles, 18 de junio de 2008

El opio del Pueblo

Es famosa la cita de Karl Marx: “la religión es el opio del pueblo.” Si bien no fue el primero en hacer la comparación, históricamente se le ha asociado la idea.

Durante siglos la religión ha sido el elemento fundamental en la vida de la gente. Enfrentados a una existencia extraña y peligrosa, atemorizados por un mundo que no comprendían. La religión ofrecía el refugio ideal a una población más preocupada en sobrevivir un día más que en la importancia de unos ritos y dogmas sin sentido.

Hay que reconocer que hoy en día la Iglesia ha dejado de tener un papel principal en la vida pública y social, aunque no tanto como debería. A pesar de que la gran mayoría de la población pueda declararse más o menos creyente, los tiempos en los que la religión regía la vida ideología y moral de la gente han quedado atrás en gran parte del mundo occidental. A parte de los pilares principales en los que se asienta el cristianismo: la existencia de dios y Jesucristo, la resurrección de éste y cosas así, la mayoría de dogmas como puedan ser la infalibilidad del papa o de la Iglesia han dejado de ser importantes para la gran mayoría de la población creyente. La palabra de la Iglesia ya no es importante y no es para menos. La gente puede creer muchas cosas pero no es tonta. Cuando el actual papa declara que “acumular riqueza es pecado” mientras la Iglesia aglutina en su propiedad un cuarto de los inmuebles de toda Italia no puede esperar mucha credibilidad.

Ahora bien que la religión haya perdido su condición de opio no significa que la humanidad este completamente liberada. Es mas puede que ahora mismo la humanidad esta más perdida que nunca. No hay esclavo más encadenado que el que se cree libre.

Compras, ocio, deportes ofrecen lo que antaño daba la religión. Un mundo sencillo, que todos entendemos y que nos permite olvidarnos de las complejidades de la realidad. Crisis económica, cambio climático, delincuencia, precariedad laboral… ¿a quien le importa todo eso mientras España gane su próximo partido o tengamos la ultima comedia descerebrada en cines?
Esta claro que a los gobernantes le interesa que el fútbol sea el interés numero uno de los ciudadanos y esta claro que no hacen nada por evitarlo pero culparlos a ellos sería bastante hipócrita. Sinceramente, creo que es la propia gente la que busca su opio. Busca la forma de evadirse del mundo que le rodea. Busca un universo que pueda entender frente al reto que supone la realidad. Busca simplemente ser feliz, algo difícil en el mundo actual., algo difícil en el mundo actual.

Pan et circum le decían los romanos, parece que no hemos aprendido mucho desde entonces.

5 comentarios:

asimov dijo...

Hagamos que, mediante la educación dejen de buscar ese opio y se enfrenten la realidad con ilusión y optimismo.

salu2

Anónimo dijo...

ROJO!

Anónimo dijo...

Sólo tenemos un objetivo en esta vida (no, no es meternos a cura, ni comprar alguna casa de ese 25% que tiene la iglesia en Italia, ni siquiera exiliarnos en una isla desierta, crear un coliseo y dar expéctaculos.)
Si en esta vida...que es finita, buscamos la felicidad, si siempre se ha buscado es porque, sencillamente es donde encontramos nuestro 'punto' en este mundo.
Obviamente cada gente encuentra felicidad de diferentes maneras, la cuestión es, ¿Debemos preocuparnos por aquello que nos afecta?...Pues obviamente; ¿Debemos luchar contra ello? ¿Debemos paliarlo?, pues claro...pero...seamos sinceros, por buscar la felicidad, a la vez que solucionamos el mundo (toma frase utópica), el término hipocrita queda algo fuera de lugar...

Aunque...claro, si alguien sale a la calle a regalar pan....

welo dijo...

Ciertamente vivimos en una sociedad a nuestra imagen y semejanza, o lo que es lo mismo hipócrita, insolidaria y egoista.

Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor y fijarnos un poco en nuestras amistades, familiares, clientes y en nosotros mismos y veremos, que en verdad ni 2 personas de todas esas que conocemos, harian lo que fuese por nosotros, como para hacer algo por las demás personas que “nada” tienen que ver con ellos, sencillamente cada uno va a su “vida” y mientras no se les moleste, podrás decir que eres su amigo, pero si por casualidad pones en tela de juicio sus hechos e ideas sociales o políticas, desataras un infierno, que terminara con la quema de una “Bella amistad”

Claro que para ser sinceros, eso mismo tenemos que aplicarnos a nosotros mismos y analizar si en su lugar no desencadenaríamos ese “infierno”

Yo NO CREO en la sociedad, la tolero por que es el sistema necesario para sobrevivir tal y como esta montado esto ya, SI CREO en el egoísmo de las personas, no se si eso es ser derrotista o realista, pero es lo que me ha enseñado varias décadas de lucha en la sociedad y en fabricas, donde el malo no es el empresario, si no el compañero que trabaja a tu lado, que sigue soñando con SU COCHE, SU CASITA, SU CHALET y por que no muchos en el gasto de su amante ;)
Esa como bien dices es la autentica religión de hoy en día el $$$$$, si lo será que hasta el gobierno mas importante en el mundo hoy en día, lleva en su moneda legal, el símbolo de dios en sus billetes en la cima de la pirámide.

$$$$ único dios verdadero , creador de todas las cosas y con el cual todo se puede conseguir, sobre todo el poder político, así que todos los hombres rinden pleitesía a ese UNICO DIOS $$$$$ y los demás dioses ya se jubilaron hace años y ahora viven en el inmerso, con viajes pagados al olvido..

Daniel Santos dijo...

Muchas gracias por los comentarios. Estoy de acuerdo con todo lo que has comentado y los matices que has aportado.

Aunque parezca que tengo el blog abandonado es cierto pero espero remediarlo en breve.