miércoles, 6 de junio de 2007

La Fundación

.
Hoy me gustaría hablar de un libro muy especial para mí, ya que fue uno de los primeros libros de Ciencia-Ficción que leí y me impacto muchísimo. Hace unos días me lo volví a leer y aquí os dejo mis impresiones, que han variado bastante poco en estos años

Se trata de la Fundación, la novela de Isaac Asimov que da inicio a la Saga de la Fundación, galardonada en 1966 con el Premio Hugo a la mejor serie de ciencia ficción de todos los tiempos. Y no lo desmerece lo más mínimo.

El libro es, en realidad, una recopilación de cuatro relatos aparecidos en la revista Astounding, dirigida por John Campbell entre 1942 y 1944, más un quinto que serviría de introducción, añadido en la propia recopilación.

La historia se sitúa en un futuro muy lejano (en torno al año 12.000 de la Era Galáctica) en el que existe un Imperio que controla toda la Galaxia. Pero éste, en otra época muy poderoso, se hallaba en una etapa de confianza y estancamiento. En este ambiente, Hari Seldon había desarrollado una ciencia que se aplicaba métodos matemáticos a los movimientos económicos y sociales, y a través de la cual podía anticipar el futuro de grandes poblaciones; había anticipado que en 500 años, el Imperio caería y en la galaxia sobrevendría un estado de barbarie de 30.000 años. Para reducir este estado de barbarie a tan solo 1000 años y conservar el saber cultivado durante toda la historia de la humanidad, Seldon establecería dos Fundaciones en los dos extremos de la Galaxia. En esta novela se nos narra el inicio la historia de la Primera Fundación.

Asimov, gran aficionado a la historia, hace un paralelismo claro tanto en Fundación como en su continuación Fundación e Imperio, con la Caída del Imperio Romano.

Un punto muy interesante es el que he comentado anteriormente del estado de la sociedad, algo que se puede identificar en gran parte con el momento actual. Cuando se ha llegado a un punto de relativo bienestar y las cosas parece que funcionan, la gente pierde interés en ellos, no les interesa porque o como lo hacen, simplemente saben que funciona. ¿Sabemos nosotros como funciona nuestra televisión, nuestro ordenador o cualquiera de los aparatos que usamos cada día? Seguro que la mayoría no lo sabemos, y vivimos igual de felices. Esto es uno de los puntos que se plantean en el libro, y que llevado al extremo nos conduce a la decadencia.

Otra cuestión muy interesante es la Religión, tema que Asimov trata de manera soberbia y al que le dedicaré el próximo envió.

Por último quería comentar el análisis que hace del comercio. Asimov señala el poder que puede llegar a adquirir este y la dependencia que puede generar. Si ponemos el caso de una potencia que tiene un producto determinando que solo ella puede elaborar, al introducirlo en otra incapaz de fabricarlo, poco a poco se va creando un sometimiento del que es muy difícil salir.

Por todo esto, y por mucho más, os la recomiendo encarecidamente. A partir de un estilo sencillo, Asimov nos introduce ideas muy interesantes que te abren los ojos ante situaciones actuales.

.

1 comentario:

LEO CRONOPIO: dijo...

ACABO DE LEER ESTA GRAN NOVELA Y EN ELLA ME DI CUENTA DE LOS CAMBIOS DEL SER HUMANO. DE UNA FUNDACION CIENTIFICA A COMERCIANTES. ES UN POCO EL CAMBIO DE ESTA SOCIEDAD.
EN ESTOS MOMENTOS ESTOY EN LA SEGUNDA NOVELA FUNDACION Y HASTA EL MOMENTO VA MUY BIEN
SALUDOS.